“Si sienten tener el ‘bichito emprendedor’, no tengan miedo y vayan por sus sueños”

Sebastian Otero, egresado de Economía de la Universidad del Pacífico es fundador de FRESHMART, empresa que distribuye productos frescos desde el agricultor hasta la mesa del consumidor y que proyecta continuar su posicionamiento en el mercado online.
La frescura es una palabra clave cuando hablamos de FRESHMART. Sebastian Otero, fundador de la compañía, vio en la distribución de alimentos y productos de primera necesidad una oportunidad, no solo para satisfacer al cliente, sino para lograr el desarrollo de los productores peruanos.

¿A qué se dedica?
Nos dedicamos a acercar agricultores, productores con consumidores. Llevamos las legumbres, muchos de los cuales han ingresado la misma mañana a la ciudad, directo a su casa. En el caso del pescado, ofrecemos llevar una corvina comprada en el terminal a su casa el mismo día.
¿Cómo definiría a su marca?, ¿en qué se diferencia de lo que el mercado ofrece? 
Nos diferencia la frescura que ofrecemos en nuestros productos. El modelo online nos permite tener un stock reducido, pues no tienes tienda física. También, al estar especializados en online, tenemos ventajas como muy pocos productos faltantes en nuestras entregas y un muy buen servicio.
¿Cómo nace la empresa? 
Siempre tuve un bichito emprendedor muy fuerte. El negocio en particular, fue inspirado en la compra online en Inglaterra y Estados Unidos que conocimos de cerca varios de los fundadores.
¿Cómo ve el nivel de competencia actual? 
Hay bastante competencia, pues todos los supermercados saben que el futuro viene por ahí. Sin embargo, hay mucho mercado y formas de diferenciarse. Existe una búsqueda muy fuerte por comprar fresco y sano por una parte cada vez más importante de la población. Nosotros vamos a un público que busca eso y es a la vez tecnológico.
¿Cuál considera que es la clave para tener éxito como emprendedor? 
Tenacidad, persistencia y visión. Sacar un negocio de casi 0 en medio de empresas ya establecidas, requiere mucho trabajo y pasión. Como decía García Márquez, para crear algo se requiere 90% de transpiración y 10% de inspiración.
¿Cómo maneja sus tiempos? 
Hago una lista de objetivos del día en la mañana o incluso el día anterior. Programo reuniones en las tardes, pues me gusta estar en el almacén en la mañana. Procuro cuidar los pocos espacios con la familia, tengo hijos pequeños.
¿Cuáles han sido sus principales retos? 
Se trata de una logística compleja, un negocio muy retador. Lo interesante es armar los sistemas, procesos desde 0 y ver que terminan funcionando y dejando casi siempre clientes satisfechos.
¿Qué podemos esperar en los próximos meses de Freshmart? 
Seguir creciendo, seguir automatizando procesos y ampliando nuestro surtido y zonas de cobertura.
¿Cuál es su sueño para: FRESHMART? 
Que se consolide, que sea una empresa respetada y admirada, dentro y fuera de ella. Que los trabajadores se sientan comprometidos e identificados con ella y que los clientes sean muy fieles. Que nuestros proveedores se sientan comprometidos con nosotros.
¿Qué le aconsejaría a otros jóvenes emprendedores en este país? 
Si sienten tener el «bichito emprendedor», que no tengan miedo y vayan por sus sueños. Si las cosas no salen bien, es parte de la experiencia y del aprendizaje. Uno sólo debería arrepentirse de no luchar por sus sueños. Ciertamente es importante tomar los riesgos de forma calculada. También para los jóvenes que recién salen de la universidad, pienso que las experiencias en corporaciones son súper útiles, pues ahí se adquiere estructura y experiencia, Muchos buenos emprendedores aprendieron primero trabajando en empresas grandes.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest